Invidencia

 

Te pierdes en la inmensidad
del cielo
te reencuentras en la existencia
del otro
te desgarras ante lo efímero
de lo cotidiano
Pero te reconcilias con la realidad
fortuita
La vida es mucho más inesperada
de lo que crees
mejor ver hacia adelante
de vez en cuando
con gafas oscuras
y no detenerte.

Fotografía

Recorro las calles
percato una ciudad vieja

un hombre
con un paraguas
se detiene
posa graciosamente
aunque yo apunto
con mi cámara
en otra dirección

la luz pasa
inadvertida
mientras
él
finalmente
cruza la calle
y se pierde.

Vida en 2.0

Pisamos el milenio
con la esperanza de ser otros

vamos caminando
inequívocos a veces

mientras las luces nos confunden
en el trayecto.

Buscamos agruparnos
y de manera contradictoria
conversamos en la penumbra

Los ojos nos engañan

En un instante
todo perece

Quizás sea el momento
de comenzar a vivir.

Calle

Sensación extraña
de angustia

me va invadiendo

dócil
juega conmigo

me arrastra
por un laberinto

hay miles de atajos
donde me pierdo

sigo buscando
todavía no sé

pienso que tal vez
la lluvia
aparecerá
indómita
para lavarme los brazos
mientras camino.

Ellos

Ella, él
En el día
ella siente su olor,
recientemente
él la besó.

En la noche,
ella se toca sutil
temerosa,
recuerda la presencia
de su cuerpo;
el de él.

Ella
Siete cicatrices
tiene ella
siete
cabalístico
setenta veces siete
es el número
que ella repite
mientras añora
su encuentro.

Él
Una cicatriz
marca su rostro
de años atrás,
ella lo consuela.

Él desaparece
en la penumbra
mientras la luz entra
y devela el polvo
de los muebles
en un hotel barato.

Él, ella
Ella lo besa
en el recuerdo,
mientras las sábanas
la envuelven deseosa.

Ella duerme
y cuando despierta
sólo sueña.

Espejo retrovisor

Ausencia repentina
de mi misma

cuestiono el alba
ante la luz consumida
de un fósforo

desarmo
las piezas del juego

aunque la lluvia
me abandona
con calma

hay un lugar
inesperado
mientras conduzco
distraída.

De tarde

Mientras el cielo
se va desilusionando
yo juego entre
nubes
con el viento
acariciando
mis manos

un transeúnte
me mira
de vez en cuando
en la imagen
distante
de mi cuerpo

recreo el día de ayer
aunque el sol
va envolviendo
lentamente
mis piernas

comienza
la espera
de la noche.